… Y volvieron los dinosaurios. Podría empezar estas líneas activando el modo “digno” y diciendo que Juana de Arco de Bresson y Ciudadano Kane son las películas que hicieron que me enamorase del cine, pero hay confianza. La realidad es que una versión más joven de mí y con más dientes de leche se volvió loca de amor cuando aquel imponente Brachiosaurus apareció ante unos asombrados Alan Grant y Ellie Sattler. No creo que la expresión de mi rostro fuese demasiado diferente a la de aquellos dos “dinoadictos” de Jurassic Park.

La friolera de 25 es el tiempo que ha pasado desde entonces, pero la cinta de Steven Spielberg siempre será la película de mi vida. La copia VHS que guardaba como mi más valioso tesoro terminaba absolutamente gastada tras sobrepasar con creces el centenar de reproducciones. Luego vendría la flojita El Mundo Perdido y la pobre Jurassic Park 3. Secuelas desacertadas que, sin embargo, siempre supe disfrutar de algún modo.

Jurassic World: El reino caído

Dejando a un lado romanticismo y nostalgia, Jurassic World (2015) suponía un soplo de aire fresco para la saga. El parque por fin abría sus puertas, aunque todo se torcía de nuevo. Una cinta francamente disfrutable que, sin embargo, me generaba una importante duda al salir de la sala de cine (la primera de las cuatro veces #dinoinmaduro): ¿qué demonios podían hacer en la siguiente entrega para sorprendernos un poco? La saga estaba en un callejón sin salida. Un auténtico marronazo que se ha comido ese fenómeno de la narrativa audiovisual llamado J.A. Bayona.

Jurassic World: El reino caído

Jurassic World: El reino caído lo tenía francamente difícil. De hecho, durante la primera mitad de metraje parece que todo se va a ir al garete. Por suerte solo es la excusa para viajar al terreno en el que mejor se mueve el director español: el terror gótico. Efectivamente, la segunda mitad de la película se convierte en un trabajo sensacional. Todo es nuevo y diferente hasta el punto de que la cinta es capaz de conducirnos a un punto final en el que se abre un auténtico abanico de posibilidades de cara al futuro. Magnífico.

Jurassic World: El reino caído

Buen meneo el que le ha metido a la saga Jurassic World: El reino caído. Puede que algunos fans no terminen de encajar el cambio de paso, pero era lo que necesitaba la saga para no caer en el olvido y hundirse como ocurrió con la primera trilogía. Esta es la película que ha salvado Jurassic World y, para colmo, cierra con un plano homenaje a E.T. en modo dinosaurio. ¿Se puede pedir más?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.