La industria del cine es realmente cruel. A lo largo de la historia del séptimo arte hemos asistido constantemente a ascensos fulgurantes y a caídas sonoras. De la noche a la mañana, todo puede cambiar. Da igual tu trayectoria, el cariño del público o los premios que hayas ganado. Un día el teléfono deja de sonar y punto. Algo que ha vivido en sus carnes ese grandísimo actor llamado Joe Pesci.

Joe Pesci

Estamos ante uno de esos casos en los que la llegada del nuevo milenio ha supuesto el principio del fin. Hasta entonces, Joe Pesci llenaba de películas inolvidables su trayectoria. Y es que estamos ante un actor con una filmografía envidiable, entre la que encontramos títulos del calibre de Toro Salvaje, Casino, J.F.K., Solo en Casa o Uno de los nuestros. De hecho, esta última le valía un más que merecido Oscar a Mejor Actor de Reparto.

La realidad es que, si volvemos la vista atrás, nos encontramos con que Joe Pesci solo ha tenido un par de papeles menores en estos últimos 15 años. Incomprensible cuando hablamos de un intérprete de tal categoría. De hecho nos gusta pensar que esa situación fue más bien debida a su intención de no emborronar una trayectoria gloriosa, aunque mucho nos tememos que no encontró acomodo en el cine moderno.

Joe Pesci

Sea como fuere, la realidad es que ahora tiene un proyecto enorme entre manos. Martin Scorsese ha vuelto a recurrir a uno de sus actores fetiche para The Irishman, filme en el que compartirá protagonismo con Al Pacino, Robert De Niro y Harvey Keitel. Si esa es la rúbrica a su carrera, todo habrá merecido la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.