Era el joven llamado a devolver el equilibrio a la Fuerza, pero también el chico que debía convertirse en la estrella más rutilante de Hollywood. Cuando Hayden Christensen recibió la llamada de George Lucas, todo hacía pensar que su carrera meteórica no había hecho más que empezar. El joven intérprete era el elegido para meterse en la piel de un Anakin Skywalker adulto. complicada labor para un actor en cuya espalda recaía el peso de llevar a uno de los grandes iconos de la historia del cine: Darth Vader.

Las cintas no funcionaron nada bien. El ataque de los clones resultaba un debut preocupante y, pese a que La venganza de los Sith era un peliculón, el actor nunca llegaba al nivel deseable. Los fans le juraban odio eterno y la crítica no tenía piedad con su trabajo. Hayden Christensen veía como la gran oportunidad de su carrera se convertía en un caramelo envenenado.

Pasaron 5 años hasta que volvió a hacer una película. El bueno de Hayden enlazaba algunas películas irrelevantes tras Star Wars. De hecho, pronto decidía hacer un parón. Estaba marcado por el papel de Anakin. El público seguía sin aceptar al chico que George Lucas iba a convertir en estrella. Una decisión explicada por él mismo desde la perspectiva que el tiempo y la madurez otorgan.

HAyden Christensen

“Sabía que había conseguido algo grande con Star Wars, que se me abrirían muchas puertas y que me formaría una carrera, pero también era plenamente consciente de que era algo regalado. Me había subido a la ola y tenía todo sin ganármelo”.

Efectivamente, el bueno de Hayden se dio cuenta de que había sido estrella antes que actor. Era el momento de parar, dejar que el tiempo olvidase a Anakin y labrarse un camino al estrellato “real”. El problema es que la cosa no funcionó. El público le había cogido la matricula e interpretativamente no maduró demasiado. así, ahora va enlazando un proyecto cutre tras otro y su carrera está más hundida que nunca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.