El género de terror es un vertedero enorme del que de vez en cuando sobresale alguna que otra película medio decente. ¿Merece la pena tragarse tanta porquería para dar con algo relativamente interesante?

En el país de los ciegos, el tuerto es el rey.Erasmo de Rotterdam

No hay frase que mejor defina al cine de terror. En serio, es algo evidente y que cada vez se agudiza más. Al año se hacen tropecientas películas de este género que pasan ni pena ni gloria por los canales habituales, legales o ilegales. Al cine llegan unas cuantas, ya que siempre ha sido un género que ha gozado de popularidad entre los adolescentes, pero poco hay que se salve de la criba.

Para ser aficionado al cine de terror hay que tener unas tragaderas de mucho cuidado. Como te plantes en un festival de cine de terror y fantástico sin saber que te vas a comer lo peor de lo peor, mal vas. Si tienes suerte, quizás saques de ahí una propuesta medio interesante o aceptable. De genialidades olvídate, pocas veces ocurrirá. Hay que estar preparado para tragarse demasiado porquería.

La monja ciega de Verónica, de Paco Plaza | Apaches Entertainment
La monja ciega de Verónica, de Paco Plaza | Apaches Entertainment

Lo peor son los fans. Gente tan acostumbrada a ventilarse productos ínfimos que en cuanto sale algo que no da tanto asco se lanzan a encumbrarla. Pensadlo: día tras día ven lo peor de lo peor, sin criba alguna. De repente les sale un Sinister o una Verónica y están que no caben en si de gozo porque, simplemente, dan un poco más de lo que se espera con el listón tan bajo. Y luego nos toca al resto sufrirlas y ver cómo se elevan en los tops del año. Lamentable.

Por eso, mi recomendación es la siguiente: no creáis a los aficionados del cine de terror. No escuchéis sus recomendaciones. No os baséis en sus gustos. De una buena recomendación que os den os vais a comer toneladas de mediocridades. Si estáis dispuesto a ello, adelante, pero a unos cuantos se nos ha acabado ya la paciencia con un género que cada vez se conforma con menos.

El Secreto de Marrowbone, de Sergio G. Sánchez | Telecinco Cinema
El Secreto de Marrowbone, de Sergio G. Sánchez | Telecinco Cinema

¿Y a quién hacer caso entonces? A esos blogueros, críticos, influencers, amigos, etc… que sabes que disfrutan del buen cine en general. A esa gente que sabes que tiene filtro, que no se tragan cualquier cosa y que valora su tiempo. A esas personas que se acercan al cine de terror con cautela, sabiendo lo que hay. Ellos serán mejor guía que cinéfagos que se tragan lo que se les ponga por delante.

Calle Cloverfield 10, de Dan Trachtenberg | Bad Robot
Calle Cloverfield 10, de Dan Trachtenberg | Bad Robot

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.