Pasarán siglos y siglos, pero jamás terminaremos de comprender del todo el funcionamiento de la industria de Hollywood. el hecho de que alguien tenga un éxito fugaz no es nada extraño, ya que es habitual en todas las esferas de la vida. sin embargo, el hecho de que tengas una de las carreras más exitosas de Hollywood y que todo se vaya a pique de la noche a la mañana es más difícil de entender. Algo que el mismísimo Johnny Depp ha vivido en sus carnes.

Era el año 2010. Por aquel entonces, Johnny Depp era el tipo más querido por el público. si su nombre aparecía en el cartel de una película, el éxito estaba prácticamente garantizado. Poco podía imaginar que su carrera se encontraba ante un momento que la marcaría profundamente.

Era una película llamada a aspirar a los Oscar. Por aquellos días, Johnny Depp se encontraba en su mejor momento. No había muchas estrellas que se le pudiesen comparar, pero una de ellas era Angelina Jolie. Ambos eran los elegidos para protagonizar Turistas, la película con la que Florian Heckel Von Donnersmarck saltaba a Hollywood. El director venía avalado por su trabajo en esa obra maestra llamada La vida de los otros, pero el resultado de Turistas rozaba lo infame. Escasa química entre los protagonistas, un desarrollo torpe y un trabajo interpretativo desganado. El balance no podía ser peor.

Johnny Depp y An

Efectivamente, cuando una carrera patina de tal forma, la cosa no puede achacarse a un único factor, pero lo que está claro es que la carrera de Johnny Depp iba como un avión y se frenó en seco con Turistas. Desde entonces, todo ha sido un drama personal y profesional para un tipo que parece incapaz de salir del pozo. ¿Cuándo acabará la decadencia de Johnny Depp?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.