Han sido dos décadas gloriosas las suyas. Nada más oír el nombre de Cameron Díaz, a todos se nos viene a la mente la figura de una de las estrellas más rutilantes de la industria del cine. Desde su primera aparición en la gran pantalla en 1994 con La Máscara, la suya ha sido una trayectoria envidiable. Ha llenado salas de cine por todo el mundo, ha protagonizado películas inolvidables y ha trabajado con los mejores. Toda una lista de sueños hechos realidad.

Sin embargo, hagamos un experimento: Tratad de recordar la última película en la que visteis a Cameron Díaz. Efectivamente, el trabajo no es sencillo. Y es que, desde No hay dos sin tres, estrenada en 2014, no hay ni una sola película con el nombre de la actriz en su reparto. Cualquiera pensaría que, de repente, Hollywood se ha cansado de ella, pero nada más lejos de la realidad. En este caso, ha sido Cameron Díaz la que se ha cansado de Hollywood.

Sin que nos diésemos cuenta, la protagonista de Algo pasa con Mary, Gangs of New York o La boda de mi mejor amigo ha puesto pies en polvorosa. Su decisión de dejar el cine ha sido meditada. La propia Cameron Díaz lo confirmaba hace meses: “Estoy semi-jubilada. Retirada”. Y es que la industria de Hollywood es agotadora. Aunque parezca imposible, también hay quien decide que es el momento de parar. Lo curioso es que ella lo hizo a los 41 años y en la cresta de la ola.

Así, estamos ante una estrella que ha decidido marcar su propio ritmo. Nadie la echa, se va ella. Y cuando vuelva (si es que vuelve), Cameron Díaz lo hará porque quiere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.