Algo no se está haciendo bien. Uno camina por las calles y no escucha a nadie hablar de Brawl in Cell Block 99, lo que no tiene explicación. ¿Por que será? A lo mejor, porque todavía no se ha distribuido en España una película que es una puñetera maravilla, lo que hemos descubierto los asistentes al Festival de Sitges o de la gamberra Muestra SYFY.

Alguien tiene que solucionar este asunto. El hecho de que S. Craig Zahler se vuelva a poner tras las cámaras ya tendría que ser razón más que suficiente como para que todo hijo de vecino le dirigiese su atención. Y es que hablamos del responsable de esa joyita llamada Bone Tomahawk. Si en aquella ocasión el western era la excusa para el terror y para sacar el lado más salvaje del ser humano, en esta ocasión se reviste de drama carcelario un filme sobre la redención y los fantasmas más atroces.

Después de ver a Vince Vaughn protagonizando comedias bobas durante tantos años, casi habíamos olvidado que este tipo era capaz de marcarse interpretaciones así de poderosas. Y es que tiene entre manos un complicado personaje, de esos a los que la vida siempre les puede poner una zancadilla más. Un tipo condenado desde su mismo nacimiento y con el drama enganchado en la ropa. No todos tienen la oportunidad de redimirse…

Brawl in Cell Block 99

Así transcurre una película absolutamente magnífica, en la que cada vez que se aprieta la tuerca del exceso, nuestro disfrute se multiplica. No sabemos si el gran público pronto tendrá la oportunidad de ver Brawl in Cell Block 99, pero os recomendamos encarecidamente que no dejéis pasar la oportunidad de disfrutar de una película demasiado audaz como para tener un estreno mayoritario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here