Antes de que empecéis a pedir pena capital para La Web de la Cultura y todo lo que rodea a esta panda de malnacidos, conviene matizar una detalle: “sobrevalorado” no se emplea, en ningún caso, como sinónimo de “malo”. Vamos a utilizar la palabra en una frase para que podamos entenderla mejor: “Anthony Hopkins está sobrevalorado”. ¿Significa esto que consideramos que se trata de un mal intérprete? En ningún caso. Sin embargo, conviene darle una pensamiento a esa concepción que tenemos del actor británico como uno de los mejores de la historia del cine.

Ahthoni Hopkins como Hannibal Lecter

Alrededor de 17 minutos en pantalla. Ese es el tiempo que Hannibal Lecter se dejaba ver en el metraje de El Silencio de los Corderos. Un filme magnífico y un papel de envergadura servían para catapultar de forma definitiva la carrera de Anthony Hopkins. Sin lugar a dudas, se trata de uno de los grandes papeles de la historia del cine. Hasta entonces, El Hombre Elefante (y puede que Magia) habían sido los únicos trabajos realmente destacables del actor. ¿Y después? Dracula, Lo que queda del día y Nixon. Incluso Amistad si nos ponemos a rascar con vehemencia. Efectivamente, el fallido filme de Steven Spielberg se presentaba en 1996. A partir de ahí, para de contar.

Anthony Hopkins es un tipo elegante y sobrio en su trabajo, pero conviene preguntarse si realmente es merecedor de tan alta consideración. De hecho, encontrar una película medianamente buena en su filmografía de las últimas dos décadas resulta una aventura. Hay que reconocer que el actor amortizó de impresionante forma la primera mitad de los 90. A partir de ahí, el averno.

anthony Hopkins en "Thor"

Atajo a la Felicidad, Alejandro Magno, El Hombre Lobo, El rito, Thor, Noé, Blackway… ¡Hasta la desastrosa Transformers: El último Caballero! Infamia a infamia hasta el infinito. Mismos trabajos cargados de pereza, pero camuflados por un aura de dignidad con la que Anthony Hopkins consigue embelesarnos siempre. Y es que esos andares de caballero inglés han sido fundamentales para que el actor se labrase una imagen entre los cinéfilos que no termina de corresponderse con su aportación real al séptimo arte. Sin lugar a dudas, un gran intérprete. Sobrevalorado, no obstante.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here