Todos conocemos las obras de Goya, pero hay una colección de grabados que por su ingenio, historia y mensaje oculto, destacan entre todas.

Resultado de imagen de goya gif

Dentro de toda esa colección, hay uno que destaca por encima de todos los demás, ya que es el más complejo y misterioso de su obra.

Es el número 43 de su serie de Los Caprichos que se titula, nada más y nada menos, El sueño de la razón produce monstruos. En él puede verse a un hombre dormido sobre sus brazos  y rodeado de bichos y monstruos que le acechan.

EL sueño de la razón produce monstruos de Goya
El sueño de la razón produce monstruos de Goya | Prensa libre

A los pies del hombre dormido vemos la frase dilapidaría Los sueños de la razón producen monstruos. Que representaría todo lo malo, nocivo e injusto de la sociedad española.

Grabados de la colección de Los Caprichos
Grabados de la colección de Los Caprichos | La Razón

No hay que olvidar lo que son los Caprichos. Son los grabados que hizo Goya para criticar y satirizar la sociedad española de la época. Dentro de la colección hay varios temas importantes, destacando la Educación, muy influida por los pensamientos ilustrados del artista y todos los referentes a las instituciones mentales, los manicomios vaya.

Uno de los grabados de manicomio
Uno de los grabados de manicomio | Wikipedia

Pero de todos los temas representados, El sueño de la razón, no se adecua a ninguno. Se cree que es el frontispicio de lo que sería la colección entera, pero no estamos seguros, ya que para protegerse, Goya tuvo que “descolocar” los grabados.

Godoy
Godoy | El confidencial

Además, varios de los grabados fueron modificados después de la convalecencia de su grave enfermedad y otros fueron retocados para que la Inquisición no le acusase de “moralmente incorrecto”. Así se ha podido ver en los estudios de la obra y los documentos que la obra tuvo diferentes “monstruos”, y que en algún momento, Goya se autorretrató pero luego lo eliminó de la obra final.

Detalle
Detalle | La letra filosófica

Goya utilizó eso de “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. De modo que viendo la marcha de Godoy y el ascenso de Carlos IV y el renacimiento de la Inquisición, decidió que lo mejor sería venderle las planchas al rey, junto con las colecciones de los caprichos no vendidos, bajo su posición de pintor de cámara.

Carlos IV retratado por Goya
Carlos IV retratado por Goya | Arte paisaje

Carlos IV, que muchas luces no tenía, pues se tragó “el regalo”, manteniendo en custodia las obras que criticaban todo lo que la monarquía representaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.