Joaquín Sorolla tenía una pasión: la luz, y la utilizó de forma magistral para mostrarnos lo que observaba.

La exposición nos muestra el amor de Sorolla hacia su mujer Clotilde, pero también radiografía la sociedad que le rodeó, realizando retratos de personalidades como Alfonso XIII o pintando escenas de denuncia social como su obra Trata de blancas. Todos para nuestro deleite.

Trata de blancas. Joaquin Sorolla
Trata de blancas. Joaquin Sorolla | La Poesía Muda

Como os avisamos en LWDLC, en este momento, podemos disfrutar en Madrid de una exposición organizada por el Museo Thyssen – Bornemisza en colaboración con el Museo Sorolla, celebrándose en ambas sedes, y en la que destaca la faceta de gran amante de la moda del pintor valenciano. Esta muestra nos sirve para descubrir al Sorolla cronista que a través de sus pinturas expone los cambios que sufre la indumentaria en su época.

El autor dando forma al vestuario de sus modelos nos cuenta mucho más que la apariencia, nos habla de aspiraciones. Nos narra el inicio de la modernidad. Descubrimos la importancia de las prendas, sobre todo en los retratos femeninos.

Clotilde en traje de noche. Joaquin Sorolla
Clotilde en traje de noche. Joaquin Sorolla | Ceres

Sorolla nos hizo participes de su vida familiar. Retrató a su musa en múltiples ocasiones.

Clotilde con traje negro, Clotilde con traje gris,… ahora podemos admirarla como él lo hacía, compartiendo además el gusto por la moda. En Elena con túnica amarilla, muestra a su hija con un espectacular vestido Delphos, de Mariano Fortuny, vestimenta muy sugerente bajo la cual no hay corsé. Representa a través de este diseño mítico, el avance de la mujer en la sociedad.

Elena con túnica amarilla. Joaquin Sorolla
Elena con túnica amarilla. Joaquin Sorolla | La Ventana del Arte

Plasmó la búsqueda de reconocimiento de la burguesía y la aristocracia, con reproducciones fieles a la moda de corte clásico o haciéndose eco de las más modernas tendencias en el vestir, describiendo así a la persona retratada. Vestidos de seda y viscosa tejidos en glasé y tul.

Y en los inolvidables retratos junto al mar, imagen de los veraneos elegantes en las playas españolas, las escenas están repletas de vestidos blancos de algodón y encaje, que reflejan la luz del sol de una forma etérea e inmaculada. Los sofisticados accesorios como sombreros y sombrillas desempeñan un papel fundamental.

Después del baño. Joaquin Sorolla
Después del baño. Joaquin Sorolla | Algo más que Arte

El pintor conoció las grandes ciudades como Paris y Nueva York, donde surgió la “vida moderna”, con nuevas costumbres y formas sociales.

Estudió con atención las novedades de la alta costura que le sirvieron de inspiración. Las retratadas solicitaban sofisticados trajes de noche o de ceremonia, que Sorolla representaba con tejidos como el satén de seda. La vestimenta fue esencial en el juego de la elegancia.

Retrato de Mrs. William H. Gratwick. Joaquin Sorolla
Retrato de Mrs. William H. Gratwick. Joaquin Sorolla | Líneas de arte

Podemos disfrutar de las pinturas luministas del español, pero esta vez apreciando la maestría del pintor al trasladar la frescura del algodón y el lino, la delicadeza de la seda o las transparencias del tul. Sorolla pone en valor la importancia de la moda como reflejo de los cambios sociales, y también como expresión de nuestra personalidad.

Esta muestra reúne setenta y dos pinturas, procedentes de museos y colecciones privadas nacionales e internacionales y algunas de ellas nunca expuestas públicamente, junto a una selección de sesenta piezas de indumentaria de la época. Se puede visitar hasta el 27 de Mayo, ¡no os la perdáis!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.