España siempre ha sido un país prolífico en lo que a arte se refiere. Velázquez, Cervantes, Goya, Buñuel… Podríamos pasarnos horas enumerando a grandes figuras en otras tantas disciplinas. Una lista en la que, a bien seguro, Pablo Picasso ocuparía uno de los lugares principales.

La obra del pintor malagueño es de esas que no requieren presentación alguna. En cada esquina del planeta se conoce a este artista universal, capaz de poner patas arriba el mundo del arte en el siglo XX. Y es que deberíamos estar orgullosos y agradecidos por el talento de un tipo que al menos tuvo la fortuna de ser plenamente reconocido en vida por todos los amantes del arte.

Hay esculturas, hay dibujos, hay cuadros… La obra de Picasso quedaba inmortalizada de mil formas distintas, pero esta fotografía que hoy os traemos tiene un valor especial. Con un lápiz de luz y lanzando trazos al aire, Pablo Picasso pintaba un centauro. Era en el taller de cerámica de Madoura en Vallauris (Francia). Allí estaba la cámara de Gjon Mili para permitir que una obra tan efímera pudiese sobrevivir al tiempo. La revista Time publicaba esta sensacional fotografía en 1950. Impresionante.

Picasso centauro de luz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.