Hace unas semanas saltaba la noticia de que una iglesia de Ciudad Real retiraba una pintura del Apóstol Santiago. El motivo que alegaban es que era “demasiado erótica” para los fieles.

 

Santiago de Compostela y Membrilla | Cadena SER
Santiago de Compostela y Membrilla | Cadena SER

 

Conviene empezar haciéndose una pregunta: ¿Qué se considera “demasiado erótica” para una pintura religiosa? Claramente, responde al gusto de los dueños que la exponen. Pero la historia nos demuestra que hay infinidad de cuadros cristianos, con un fuerte acento erótico.

Desde luego, la primera imagen que se me pasa por la cabeza es la de San Sebastian. Este santo que fue torturado y asesinado a base de flechazos en el pecho, siempre ha sido considerado un mito erótico. No sabemos si porqué los pintores no han dado en el clavo con cómo representarlo o qué es, pero lo que está claro es que el tipo tiene tirón.Su pose, su desnudez, su melena al viento y esas flechas en el pecho le dan una cara de delirio, que  mas que de sufrimiento parece placer, y hacen que la imagen haga volar la imaginación.

San Sebastian Guido Reni del Museo del Prado
San Sebastian Guido Reni | Museo del Prado

La versión de mito sensual en femenino siempre ha sido Salomé. Salomé fue aquella prostituta que “engañó y engatusó” a Juan Bautista y que , cuando éste yacía dormido después del acto sexual, lo degollo. Sí, la historia muy amable no es (sobre todo para Juan), pero viendo las imágenes de esta mujer, ¿quién no se arriesgaría a ser engañado?

Salomé de Francesc Mansiera | Bellas artes
Salomé de Francesc Mansiera | Bellas artes

Es verdad que en cuanto a Jesucristos se refiere, la iglesia siempre ha guardado mucho las formas en cómo representarle. Pero a veces se le ha escapado alguna imagen que otra que se encuentra subida de tono.Obviamente, Jesús es la figura principal del Cristianismo. Siempre van a retratarle de buen ver y con buena figura. Pero este torso esculpido en primer plano, y ese minipañuelo que mas que tapar, destaca, no contribuye n a que sintamos precisamente su martirio.

Jesús apresado de Rubens
Jesús apresado de Rubens | Pinterest

Por terminar con los ejemplos, traigo el que considero mas evidente y que mas lectura ha dado en cuanto a este tema. Este es el Éxtasis de Santa Teresa. El título como que nos da alguna pista, pero si vemos la escultura ya entendemos todo.

El éxtasis de Santa Teresa de Bernini
El éxtasis de Santa Teresa de Bernini | Traveler

La cara de la santa, a parte de mostrar una técnica sin igual, deja claro que la fascinación y el embeleso parecen mas terrenales que místicos. Pero si ya nos fijamos en esa cara de pillastre que tiene el angelito, pues no nos cabe duda: la santa está viviendo una verdadera experiencia erótica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.