¡Sí! ¡Puñetazos virtuales! Y lo mejor es que Echo Arena los tiene. La única pega que podemos ponerle es que sólo podemos disfrutarlo para Oculus Rift. Los dispositivos de juegos de RV no acaban de romper el mercado. Sin embargo puede que ya has podido probar unas oculus en ferias o en casa de algún amigo. Cuando tengas la oportunidad, te recomiendo probar éste juego.

Lanza e intercepta discos en un ambiente trónico de ingravidez
Lanza e intercepta discos en un ambiente trónico de ingravidez

Sudar jugando

No es un concepto nuevo. La propia Wii de Nintento ya nos hacía mover el esqueleto. Pero con Echo Arena sí que tienes la sensación de estar dándolo todo. Eso sí, necesitas un espacio amplio para jugar. Tendrás que dar puñetazos, interceptar y lanzar discos. Hay que fijarse bien las gafas a la cabeza para que no se te caigan. Esto tiene la contrapartida de que al sudar se hace un poco incómodo. Así que no se puede jugar largos períodos. Pero es una experiencia que merece la pena para un par de partidas.

La pista Echo Arena
La pista de Echo Arena

La pista

El escenario de juego consiste en tres salas trapezoidales conectadas por amplios pasajes. Están llenas de obstáculos que impiden los pases directos al delantero y que sirven para apoyarse e impulsarse. En cada uno de los extremos hay una portería por la que hay que introducir el disco. La estética de neón bien podría estar inspirada por Tron, aunque es un poco más geométrica. Los partidos son de 5 minutos. El equipo que más goles meta, gana.

Tu ávatar
Tu ávatar

Tu ávatar

Controlas a un robot humanoide con propulsores. Un poco a lo Iron Man. Tus manos se controlan con los mandos de oculus. Puedes agarrar cosas, como el disco, o las paredes. También puedes dar puñetados o cubrirte de ataques. Si golpeas a un rival en la cabeza, éste queda aturdido durante unos segundos. Los equipos son de 3 jugadores.

Golpe en la cabeza y aturdimiento
Golpe en la cabeza y aturdimiento

Multijugador

Echo Arena es el primer juego VR que ha nacido con vocación de convertirse en un E-Sport. Tiene mucha tarea por delante, pero ya existen algunas ligas con premios en metálico. No sabemos si será el gran deporte virtual del futuro. Pero es un buen ejemplo de cómo este género abandona conceptos clásicos y se atreve a innovar. Como en el caso del S-RPG del que hablábamos la semana pasada: Golf Story.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.