¿Cuántas prendas tienes en tu armario? ¿100, 215, 10000?

Proyecto 333 es una iniciativa impulsada por Courtney Carver desde 2010. El caso de Courtney es bastante particular ya que a raíz de ser diagnosticada con esclerosis múltiple, decidió que estaba viviendo equivocadamente en varios aspectos; pero en esta ocasión vamos a centrarnos sólo en su proyecto (puedes encontrar más información sobre ella y la iniciativa original en https://bemorewithless.com/project-333/)

No vamos a enredarnos, el proyecto es sencillo: Limítate a llevar 33 prendas durante 3 meses.

  • ¿Qué se considera una prenda? Ropa, accesorios, joyas y atención al drama… calzado.
  • ¿Qué NO se considera prenda para este reto? Cualquier accesorio que lleves siempre: Anillo de boda o algún detalle que no te quites ni para dormir; ropa interior, pijamas y ropa específica de ejercicio o actividad particular: Chándal, mono de jardinería, mandil de cocina… por supuesto, esta ropa puedes no contarla SÓLO si la utilizas exclusivamente para el desarrollo de dicha actividad.

El resto de ropa, debes apartarla y guardarla en un sitio de difícil acceso a poder ser. Courney propone reemplazar cualquier prenda que sufra algún daño específico: Se rompe, se mancha irremediablemente, se rasga… ó si alguna prenda te aprieta o te hace daño en el transcurso de los 3 meses, también puedes cambiarla. (No vale morderlas adrede). Esta iniciativa busca mejorar la vida de las personas, no hacerla más complicada. Tenéis suerte que no dependan de mi las reglas.

Proyecto 333. Se más con menos.

¿Por qué va a mejorar mi vida? ¿Cuáles son los objetivos?:

  • No le dediques tiempo a cosas superfluas. Con 33 items en el vestuario no tienes mucha opción de combinación que no hayas pensado previamente. Dedica tu tiempo a cosas más interesantes.
  • Aprender sobre lo innecesario del hiperconsumo. ¿Por qué tengo tantos zapatos y bolsos? ¿Y estás cuatro docenas de pantalones… cómo llegaron a mi armario? ¿Tengo ropa aún con la etiqueta de la tienda?! ¡Joder, joder, joder!
  • Calidad de lo elegido. Normalmente se tiende a elegir lo que más te gusta y lo que es mejor, de ahí que cuando vuelvas a comprar ropa digas… espera, ¿esto entraría en mis 33? ó espera, esto sé que me dura cuatro lavados y luego se va a la parte de arriba del armario, no lo necesito.
  • Ser más feliz. Aplicando no sólo un principio budista, sino lógico y universal: Al tener menos cosas de las que preocuparse, se es más feliz y consciente de lo que se posee.

Prueba y cuéntanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here