Irreverente. Transgresor. Amoral. Necesario. Así es el programa de radio y Youtube que mejor ha sabido representar a la generación Millennial a través del humor.

Si te digo que la independencia de Cataluña no es nada comparada con la separación en forma de otro país presidido por un millennial de Jaen, un señor mayor aficionado al cancaneo -podríamos definirlo como salir de fiesta entre semana- y un entrañable desquiciado tinerfeño propenso al chamanismo y a succionar pezones ajenos, quizás me llames loco. Pues no, nada de eso. De hecho, no hay nada más cuerdo en este país que Moderdonia, el citado país independizado de España -renombrada por ellos como Antiguonia– y todo lo que le rodea. Vamos, que os estoy hablando de “La Vida Moderna”, el programa que se emite de lunes a jueves en la SER y en Youtube y que, al menos para mi persona, ha supuesto una auténtica revelación.

El espacio, presentado por David Broncano y con los humoristas Quequé e Ignatius como colaboradores habituales, es una bocada de aire fresco en el panorama audiovisual/radiofónico/humorístico patrio. De hecho, más que bocanada, es una patada en la entrepierna a la ranciedad. De primeras puede parecer que usan un humor un tanto convencional, irreverente pero nada especial, y sin duda a veces así es. Pero, de repente, los tentáculos de Shiva les tocan y todo adquiere una nueva dimensión. Cualquier drama, cualquier situación insostenible, puede ser llevada por el humor. Se rompen los límites, y por fin se huele la verdadera libertad de expresión, tan cacareada por algunos y a la vez tan poco llevada a cabo.

“La Vida Moderna” no entra a la primera. Igual tampoco a la segunda. Pero, sin duda, os entrará, y cuando lo haga, la necesitaréis día tras días. Porque “La Vida Moderna” no es sólo comedia: es la COMMMEDIA, es la última carcajada ante las putadas de la vida. Pocos han entendido en este país lo importante que es eso. Menos mal que les tenemos a ellos.

Puedes ver sus programas en Youtube o seguir todas las novedades en la página oficial de Moderdonia. NON PLUS TURRA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here