Son tiempos de grandes artificios. Cada vez que una nueva serie aterriza en nuestros hogares, parece imperativo eso de ofrecer una vuelta de tuerca al mundo o un espectáculo desmedido. Si no es rompedor, no vale. Si no hay dragones, zombis, dimensiones paralelas o mandangas varias, parece que no se acepta el contenido como original. Alguien ha olvidado que la vida es a veces tan bonita, que casi parece hasta de verdad.

This is us

Ahí, en medio de tornado televisivo, una serie llamada This is us ha encontrado hueco. El mérito es brutal, ya que la ficción de la NBC se limita a tomar como punto de partida a una familia en dos momentos temporales separados por tres décadas. Conmovedora hasta niveles desconocidos, This is us se mueve en el terreno del drama, sin perder de vista algún tinte cómico y buenas dosis de amargura. No hay miedo a la competencia, ya que los dragones pueden extinguirse, pero las emociones no lo harán nunca.

¿Habéis oído hablar de la cuadratura del círculo? Pues eso es lo que consigue This is us con el mejor capítulo piloto de la historia de la televisión. Un servidor no puede ocultar su tendencia al entusiasmo desaforado y aplacable a base de almohada, pero lo cierto es que el arranque de la ficción es de los que calan y se quedan para siempre. Ahí comienza un camino que ya circula por la segunda temporada.

This is us

Hasta ahora todo sigue siendo impecable. Seguro que un día, This is us comienza a perder su encanto. En cualquier caso, que nos quiten lo bailado para ese entonces. Y es que esta serie tan jodidamente humana es lo más bonito que le puede pasar a un espectador.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here