Traiciones, violencia, amor, venganza… Gomorra es un vistazo a la camorra napolitana cargado de verdad que está siendo un éxito en Italia.

Parece que en cuanto hablamos de series, pocas veces nos alejamos de EEUU, Inglaterra y, si acaso, las producciones nórdicas. Nos olvidamos de que en Europa tenemos grandes industrias del entretenimiento televisivo, y una que no solemos valorar es la de Italia. Lo hicieron con la brutal Roma Criminal, y lo están volviendo a hacer con Gomorra.

Genny Savastano (Salvatore Esposito) y Ciro di Marzio (Marco D'Amore) en una de las escenas más poderosas de Gomorra. | Sky Atlantic
Genny Savastano (Salvatore Esposito) y Ciro di Marzio (Marco D’Amore) en una de las escenas más poderosas de Gomorra. | Sky Atlantic

Muchos recordaréis la película del mismo nombre del año 2008, dirigida por Matteo Garrone y basada en el libro de Roberto Saviano, que tanta polémica desató de aquella al destapar un mundo mafioso (la Camorra napolitana, en este caso) nada romántico. Aquello no era El Padrino, era un infierno. En el año 2014 se puso en marcha una adaptación para televisión tomando como referencia el libro pero introduciendo nuevos personajes y situaciones, y se convirtió en un éxito rotundo. No es para menos.

Estamos ante una serie cruda, dura, con personajes despreciables que odiarías en la vida real, pero con los que empatizas en la televisión. Nada es limpio, todo está en decadencia y el único final para ese tipo de vida parece ser la muerte violenta con una bala en la cabeza. Los personajes tienen sus conflictos, inquietudes y expectativas, pero avanzan conscientes de que vivir otro día ya sería un gran triunfo.

Varias promesas de la Camorra en Gomorra | Sky Atlantic
Varias promesas de la Camorra en Gomorra | Sky Atlantic

Gomorra es visualmente sucia, pero a la vez estilizada; realista, pero a la vez consciente de los mecanismos del thriller y del cine de acción; cercana, pero a la vez emotiva. Con la primera temporada cogieron un rumbo que no tardó en verse el correcto, con la segunda lo dejaron desatarse y con la tercera buscaron echar un poco en freno para darle mayor empaque a la historia. Quizás han caído un poco en la dinámica más hollywoodiense, pero sigue conteniendo verdad en todos sus poros.

Si no la habéis visto, hacedlo. Si ya la habéis visto, volved a verla. Gomorra es todo lo que le pido a una serie, y espero que siga unos cuantos años más, que aún tiene muchas alegrías -y disgustos- que darnos. En Italia es un rotundo éxito -los primeros capítulos de la tercera temporada se estrenaron en cines y consiguieron ser líderes de taquilla-, pero aquí parece que aún no ha calado. Por el bien de nuestra industria, que lo haga pronto y que saquemos algo en claro de ella: podríamos estar haciendo algo así… si quisiéramos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.