A darnos la Nochevieja
ha salido la Pedroche
con Chicote de pareja
conversando a troche y moche.
¡Y que guapa aparecía!
con vestido transparente
derrochando simpatía
delante de tanta gente.
Y aunque saltó alguna queja
(siempre hay algún reproche)
la audiencia quedó perpleja
de ver tan mona a Pedroche.
Mas tuvimos la impresión
que el vestido repetía
de otra retransmisión
en la misma sintonía.
El mismo tul ilusión
de verle la anatomía
y la misma confección
en cosa de pedrería.
Solo que en esta ocasión
la que hace de modistilla
lo cosió con intención
cerrado a la pantorrilla.
Justificando el modelo
ya nos dijo la chiquilla:
Ahora que no tengo vuelo
me encuentro de maravilla,
puedo levantar la pierna
y bailar la seguidilla,
incluso voy más moderna
sin  mostrar la rabadilla.

Y digo yo y no me engaño:
para qué tanto vestido,
tanto cosido de apaño
si al fin está repetido.
Que aparezca como quiera,
en vaqueros o desnuda,
fashion o cabaretera,
porque no tenemos dudas
que estando enfrente Pedroche
se atragantarán las uvas
el fin de año por la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here