A veces, pocas veces, va uno al teatro y se queda maravillado ante lo que pensaba sería un espectáculo más. Esto ocurre cuando la función cuenta con una  actriz extraordinaria Beatriz Argüello, que ya hemos tenido ocasión de admirar en otras muchas funciones.

Ella nos decidió a asistir a “Estaciones de Isadora” , con textos de Hugo Pérez de la Pica, en torno a la figura de la genial bailarina Isadora Duncan. Lo que han hecho Beatriz y Hugo no es una biografía al uso, es una reflexión, con unos textos poéticos sutiles y precisos, sobre la danza, el teatro, el dolor de una artista… En palabras del director Hugo Pérez de la Pica es “poesía al servicio del teatro” “teatro cobijado por la danza” “es un naufragio de una bailarina”, Y sobre todo es un ejemplo de sensibilidad, belleza y originalidad.

Estaciones de Isadora. Beatriz Argüello.
Beatriz Argüello

Beatriz Argüello, además de ser una gran actriz, es una bailarina excelente que sugiere un caudal enorme de sensaciones en el espectador con su danza. Danza clásica, en su maravillosa entrada con el Lago de los cisnes, y moderna cuando evoca a la revolucionaria Isadora.

No hay que entender nada, ni seguir un argumento, sólo dejarse llevar por la maravilla visual y el estimulante texto poético. Esto también es teatro del bueno aunque no sea habitual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.