Hasta aquí hemos llegado. Ya no puedo con vosotros. Ni Cataluña ni Puigdemont: Operación Triunfo es lo que hará que nos destruyamos entre nosotros. Ésto tiene  que parar.

Harto me tenéis. En serio. Me tenéis atacado. Tanta Operación Triunfo y tanta Almaia -Alfred + Amaia-. Nos lleváis dando la murga en redes sociales durante semanas con la vigésima revelación de la mesías que salvaría la música, ¿y qué me encuentro? Con que no se os puede dejar solos.

Seguimos alimentando un producto prefabricado, una maquinaria que capta a potenciales imitadores de cantantes y los re-modelan para convertirlos en maniquíes a los que manejar y despojar de identidad propia. Se les vende como creadores, pero no dejan de ser otras voces que suenan relativamente bien imitando las creaciones de otros. ¿Qué valor tiene eso? ¿De verdad esa es la enseñanza que se les da a esos chavales llenos de ilusión?

Amaia, la favorita de OT | TVE
Amaia, la favorita de OT | RTVE

Vi el programa para elegir a la canción de Eurovisión porque era la primera oportunidad de escuchar algo medianamante original -a pesar de que ahí no dejan componer a nadie-, y me tuve que tragar lo mismo de siempre: carpeteo, críticas sin criterio, chavalada que modelar y poca buena música. Apenas ningún tema tenía valor más allá de la balada moñas random o el intento de hit vacío para fiestas de pueblo de verano.

Y de entre todas esas opciones, vais y votáis a la parejita con su baladita cursi que no se va a comer un colín en Eurovisión, sólo por el rollo cuqui sensiblero manipulador. ¿Pero cómo queréis que confíe en vosotros? No, así no puede ser la cosa. No se puede ir por la vida votando el riesgo cero, la creatividad nula y el conformismo. Así no se avanza ni se genera valor cultural. Así lo único que hacéis es dejar que el sistema nos engulla poco a poco.

Flaco favor nos hacéis a los millennials.

PD: ¡Qué vuelva Chikilicuatre!

Finalistas de OT 2018 | TVE
Finalistas de OT 2018 | RTVE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here