Tal día como hoy, un 10 de enero de hace dos años, nos dejaba un icono de la cultura musical. Sólo dos días después de su 69 cumpleaños y el lanzamiento de su último disco, Blackstar, David Bowie fallecía por cáncer de hígado.

Si bien corren tiempos en los que, por desgracia, vamos a ver marcharse a grandes estrellas de la música que han marcado un antes y un después, a Bowie no le tocaba tan pronto. El músico luchó hasta el final contra el cáncer que le diagnosticaron 18 meses antes.

David Bowie
David Bowie en el videoclip de Blackstar.

Ha sido probablemente uno de los artistas más camaleónicos de la escena. A lo largo de su carrera ha experimentado diversos estilos musicales, estéticas y personalidades distintas que adoptaba. Pasando por el pop, rock, folk psicodélico, electrónica, disco, etc. No todas sus épocas estaban a gusto de todos, y con cada cambio perdía y ganaba seguidores distintos, pero lo que estaba claro y es envidiable en esta industria es que siempre hizo lo que le dio la gana.

David Bowie rayo
David Bowie como Aladdin Sane | Fuente.

Su última obra, Blackstar, tiene cierta temática que incitaba a pensar en una despedida, pero fuentes cercanas aseguraron que lo compuso mucho antes de conocer su enfermedad. Se lo comunicaron, de hecho, en plena grabación del videoclip del sencillo Lazarus. Esto no hizo ni mucho menos que parase sus proyectos, si no más bien al contrario. Bowie quiso aprovechar el tiempo que le quedaba para dejar dichas unas cuantas últimas palabras.

Pero, ¿realmente hemos visto esas “palabras”? Aparte del disco casi póstumo, estuvo trabajando con Ivo Van Hove en el musical Lazarus hasta el final. Y poco después, su productor, Tony Visconti, declaró que Bowie le llamó una semana antes de fallecer, diciendo que quería grabar un disco más. Que había estado componiendo y quería volver a estudio. Por desgracia, no tuvo tiempo para ello. Sin embargo, fuentes del círculo cercano al artista sugirieron que éste había dejado multitud de discos póstumos. No grabados en la última fase, si no material guardado a lo largo de su carrera, “dividido por eras”, y listo para publicarse poco a poco. Podría ser un rumor sin fundamente, pero tratándose de un tipo así, sabemos que no se quedaría quieto ni en el más allá.

“Su muerte no iba a ser muy distinta a su vida: una obra de arte.”, dijo Tony Visconti.

Sea como fuere, aunque David Bowie se marchara, Hunky Dory, Ziggy Stardust, Aladdin Sane, El Duque Blanco y algunos otros seguirán campando a sus anchas por todo el mundo durante un largo tiempo.

Foto principal: David Bowie | Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.