Para tener éxito en la vida se necesitan tres cosas: tener talento, ser perseverante y tener buena suerte. Ésta podría ser una forma de resumir tres conceptos clave para lograr triunfar en cualquier campo. En el caso de Kobe Bryant cumple todos ellos.
El jugador californiano, retirado recientemente de las canchas, acumula multitud de títulos colectivos e individuales en su extensa carrera deportiva. A esa colección podría añadirle un Oscar el próximo día 4 de Marzo por Mejor Cortometraje de Animación, por su cinta titulada “Dear Basketball”, inspirada en la carta que él mismo publicó cuando anunció su retirada.

El talento de Bryant es indiscutible. Hablemos de perseverancia. Para llevar a cabo este proyecto Bryant insistió hasta que pudo convencer a Glen Keane para que dirigiera y animará la historia. En su historial figuran trabajos con Disney del calibre de “La Sirenita”, “La Bella y la Bestia” o “Pocahontas”.

Si el punto anterior ya demuestra que Kobe Bryant es además un tipo con suerte, ahora lo confimaremos del todo. En el año 2008, justo antes de empezar la temporada regular, Bryant se pone en contacto con John Williams, ganador de 5 Oscar por Mejor Banda Sonora así como nominado en nada menos que 51 ocasiones. El motivo de la llamada era pedir consejo al veterano compositor, el cual admite no haber visto nunca un partido de baloncesto, sobre la forma de coordinar y conducir una orquesta, ya que en la mente del baloncestista se podía equiparar con un equipo deportivo y podía aplicar ese conocimiento con sus Lakers. Bryant, admirador de Williams, ha contado en varias ocasiones cómo el tema de Hedwig (lechuza de Harry Potter) es el que sus tres hijas han escuchado siempre para ir a dormir o como él solía correr por casa cuando era un niño, con una toalla atada al cuello, jugando a ser Superman a la vez que sonaba el tema de la banda sonora de Williams para la cinta de 1978.

De esta manera, 10 años después Bryant convenció a John Williams para que pusiera música a su corto de animación. Hace falta mucha suerte para tener a artistas como Keane y Williams en tu equipo, pero también hace falta tener talento para conseguirlo. Pronto sabremos si la carta (ahora en imágenes) de Kobe Bryant a su ‘Querido Baloncesto’ se convierte, si no lo es ya, en otro éxito.

Bryant repetía a menudo una frase de su padre: “These young guys are playing checkers. I’m out there playing chess.” (“Estos chicos están jugando a las damas. Yo estoy jugando al ajedrez”). Visto como se mueve como productor, parece que esa frase no aplicaba sólo para el baloncesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.