Anoche TVE estrenó el nuevo reality sobre moda. Si no aguantaste hasta el final viéndolo, no eres el único. Aquí te desmigamos Maestros de la Costura para ver que sí y que no merece la pena.

Pleno rodaje de ‘Maestros de la Costura’

Como cuando das una noticia, empecemos por lo malo. Probablemente el primer error del programa: el formato. Es exactamente idéntico a Masterchef. Esta guay que el de cocina haya funcionado. Pero no es lo mismo elaborar un plato que una prenda. Mas que nada porque el rato en que están cosiendo los concursantes, pues oye, que no puedes ver nada en al pantalla. Hasta que no tienen montado más o menos el prototipo no te enteras de nada. Por lo menos en los platos, vas viendo como cocinan, como se les queman las cosas. Aquí lo más emocionante es que alguno se pinche con un alfiler.

No entendemos el protagonismo de Raquel Sánchez Silva. En eso no se parece a su homónima de Masterchef, Eva González. Se mete en todo y digo yo que mucho de moda no sabe. Ya sabemos que da un poco de respeto recriminarle algo después de su dura vida personal. Pero lo sentimos, no nos cuadra mucho esa actitud de directora de academia que tiene. Preferimos que sea más conductora del programa.

Raquel Sánchez Silva un poco marimandona de más | MUJERHOY

El casting se basa básicamente en señoras del Opus y gays. Nos falta un poquito más de pluralidad. Que ya sabemos que desde Operación Triunfo, TVE está a tope con el colectivo LGTB. Nosotros que lo celebramos. Pero nos deja mucho que pensar si es marketing o realmente la televisión pública quiere dar visibilidad a todos. Para compensar, tienes a las señoras más cristianas que el propio Papa. Te decimos, hasta una profesora de religión. Para rematar, la mezcla de ambas. Unos gemelos gays que cantan en el coro de las juventudes cristianas (o algo así). Un auténtico sopor.

primeros-Maestros-costura-TVE
Los concursantes. No os preocupéis que el de los pantalones cortos ha sido el primer expulsado | VERTELE

Supuestamente es un formato reality. Pero se nota que está todo muy guionizado. Oye, un buen guión eso sí pero demasiado forzado todo. Parece más una gala. Echamos de menos la espontaneidad, la convivencia entre concursantes… Algo más de gracia que invite a no dormirte en los anuncios.

Pero no todo van a ser críticas. Lo mejor del programa: Lorenzo Caprile. ¿En qué momento no se ha hecho un reality de él solo? Imaginamos que el título del programa es por él. Que es el único maestro de la costura en todo el reality. Nos tiene fascinado su faceta de maestro cascarrabias que no te deja ni rechistar. No deja puntada sin hilo, nunca mejor dicho. Tiene una relación de amor-odio con el concursante Eduardo. Nosotros creemos que es porque parece él mismo de joven, son iguales. Los piques entre ambos enriquecen el programa. Lorenzo es el profesor cascarrabias y mandón pero luego es tu preferido cuando acabas el cole.

Lorenzo Caprile TVE Maestros de la costura
Lorenzo echándoles la peta porque no tienen ni idea de rematar las prendas | VANITATIS

Vanessa, la profesora de religión, protagonizó un ridículo momento. Después de que Caprile le mencionase que su vestido tenía un toque picante, ella se indigna. Sin perder la sonrisa de la cara, lo que lo hace más maléfico. No vaya a ser que la relacionen con algo picante… ¡Válgame el señor! Caprile, para quitarle hierro, le dice: “Un día yo voy a misa contigo y tú vienes conmigo a ver The Hole”. Acabáramos, la faltó santiguarse. “Yo no tengo ningún interés en entrar en ese rollo y ese mundillo” respondió ella. Ya solo con ese comentario, nosotros la hubiéramos invitado a irse por dónde ha venido.

Vanessa Maestro de la costura TVE
Vanessa sacada directamente de Sonrisas y Lágrimas.

Nos encantan las especificaciones técnicas a modo de sketches que muestran como se montan las prendas. Además, durante todo el programa, los apuntes técnicos sobre moda son constantes. Hace que se vea lo difícil que es este mundo y que no todo es “coser y cantar”. La confección de alta costura es algo muy complicado. Mini punto para TVE.

Dan tan poco juego que se nos ha olvidado comentar que hay dos jurados más. Palomo Spain y María Escoté. La pobre se la ve muy perdida en eso de estar delante de las cámaras. De Palomo esperábamos más. Que fuera un poco como es su ropa. Más transgresor y potente. Pero salvo algún comentario, como si no estuviese.

Lorenzo Caprile-María Escoté-Palomo Spain Maestros de la costura TVE
María y Palomo de manos cruzadas. Lorenzo en todo su esplendor | VANITATIS

Volvamos a lo positivo del programa. Las pruebas hay que reconocer que están bien. Intentan fomentar la creatividad a la vez que reflejan la técnica de cada concursante. Hacen que el espectador esté en el sofá pensando que hubiera hecho él. Otro mini punto para el programa.

Hubo dos guiños a la moda española: el homenaje de Sánchez Silva con un David Delfín y la invitada Eugenia Silva con un Del Pozo. Apareció en el programa cuál ángel. Qué belleza la de esta mujer. Boquiabiertos estamos. Su vestido de Del Pozo podía haber inspirado a los concursantes en la primera prueba. Pero es que ni con esas fueron creativos.

Te gustará si te gusta Masterchef y  Lorenzo Caprile.

No te gustará si has visto Project Runaway con Heidi Klum porque te va a saber a poco. 

Os dejamos el programa completo para que lo comprobéis por vosotros mismos. Aquí, el vídeo.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here