Una de las consideradas mejores novelas de folletín del siglo XIX es El conde de Montecristo. Fue publicada por Alejandro Dumas en una serie de entregas durante dos años tras finalizarla el autor en 1844 y se convirtió desde entonces en la más célebre obra del escritor.

Al parecer, el argumento está basado en una historia real: Dumas leyó en unas memorias  la historia de un zapatero llamado François Picaud que vivía en el París de 1807. Al contraer compromiso nuestro zapatero con una rica heredera, cuatro celosos amigos le acusaron falsamente de ser un espía al servicio de Inglaterra, por lo que fue encarcelado durante siete años. Durante su estancia en prisión, su compañero de celda  le legó un tesoro escondido en Milán. Cuando Picaud fue liberado en 1814, recuperó el tesoro, volvió bajo otro nombre a París y dedicó diez años a trazar su exitosa venganza contra sus antiguos amigos. Así creó Dumas a su conocido Edmon Dantés a imagen y semejanza del zapatero.

Retrato de Alejandro Dumas
Retrato de Alejandro Dumas

En los primeros años del siglo XX unos emigrantes asturianos en Cuba crean una fábrica de habanos de gran calidad. Para ello dispusieron en su factoría unos hábiles torcedores de puro que debían invertir largas jornadas laborales para conseguir un óptimo producto. Para amenizar esas jornadas, estos trabajadores disponían de un trabajador liberado que leía en voz alta novelas a sus compañeros. La lectura de El conde de Montecristo supuso un éxito entre los oyentes y a su vez, un producto de calidad excepcional.

Cómo no iba a gustarles una historia de celos, venganzas, ansias de libertad. Dantés sufre prisión injusta y urde una trama de venganza que le terminará pasando factura, con enormes remordimientos por la ejecución personal de la justicia quebrada. Inevitablemente, seguro que a los torcedores les era sencillo entender todo el sentimiento torturado del protagonista e incluso identificarse en todos sus avatares con el conde. Así, los dueños de la fábrica registraron el producto bajo la etiqueta de Montecristo, enlazando realidad, ficción y sueños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.