Afortunadamente, el amor sigue moviendo el mundo.  Es un universal que navega a través de los tiempos y siempre sobrevive. Ahora bien, cierto es que no necesariamente el amor entre las personas es  lo que hace girar los engranajes de todo. Puede ser el amor al dinero, el amor hacia uno mísmo…en fin, no me tiren de la lengua que me pongo triste, con lo bonito que habíamos empezado.

Cuando febrero comienza a desgranarse, los románticos preparan sus mejores artes. Los restaurantes crean menús llenos de amor y ceros a la derecha. Las floristerías se ahogan en rosas. Y los desamados, en llanto. Y es que, queridos amigos, tendremos que caer en el tópico: no hay rosa sin espina y no hay amor sin llanto. Quizá por eso una de las obras clásicas de amor sea la tragedia de Romeo y Julieta.

Romeo y Julieta película

Esta trágica historia de amor por antonomasia ya tenía numerosos ecos antes de que William Shakespeare la fijara en papel hacia 1597.Como ya saben, la historia comienza con la explicación de la enemistad entre dos familias acomodadas, los Montesco y los Capuleto, cuyo enfrentamiento desencadenará nuevas desgracias. Dos apasionados jóvenes, Romeo Montesco y Julieta Capuleto se enamoran perdidamente. Su amor desmedido provocará grandes desgracias: ante la imposibilidad de amarse, Julieta urde un engaño apoyada por un sacerdote y finge su propia muerte. La noticia de este triste fin llega a oídos de su amado quien solo desea morir con ella. Así, desesperado y con el corazón hecho pedazos, ingiere un fuerte veneno que acaba con él en el acto. Despierta Julieta de su fingida muerta para encontrarse con horror a su amado muerto. Sin motivo alguno para vivir, se arrebata la vida con la daga de Romeo, sellando con ambas muertes la historia de amor y enfrentamiento que ha llegado a nuestros días.

En fin, que como historia de amor, pues eso. Ya me entienden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.