Ayer conmemorábamos el Día Internacional de la Mujer poniendo en marcha nuevos engranajes sociales para la visibilización de las desigualdades que aún siguen vigentes entre ambos sexos. La Literatura no ha sido una excepción, siendo tradicionalmente un mundo masculino. Sin embargo, muchas mujeres han cambiado el rumbo de la historia literaria en nuestro idioma. Hagamos un repaso.

A pesar de la fama de Santa Teresa de Jesús, su importancia no ha sido tan grande para la Literatura como la de otra religiosa: Sor Juana Inés de la Cruz, una de las primeras mujeres de nuestro afamado Siglo de Oro en alcanzar los primeros puestos literarios. En sus poemas se puede observar la necesidad de la religión para poder continuar los estudios lejos de las obligaciones de cuidado y familia inherentes al sexo femenino. En verso escribe también Rosalía de Castro, que sentó las bases de la intimidad reflexiva en el Romanticismo y que después, tanto agradecerían los modernistas. Precisamente enclavado en el Modernismo aparece el primer Nobel hispanoamericano : Gabriela Mistral que además del cultivo de la poesía se dedicó a labores diplomáticas desde su Chile natal.

Entre las llamadas “sinsombreristas” ( de las que hablaremos próximamente) destaca Carmen Conde, quien se convierte en la primera mujer en ingresar en la Academia Española de la Lengua en 1979. En la prosa también destaca el primer Premio Nadal en 1944 concedido a la autora Carmen Laforet por su obra Nada que va a allanar el terreno literario a otras autoras posteriores. Es el caso de Carmen Martín Gaite una de las mujeres más galardonadas teniendo en su haber el premio Nadal, el Nacional de Literatura, y el Príncipe de Asturias.

Ana María Matute
Ana María Matute | Foto ABC

La tercera mujer académica, por detrás de Elena Quiroga, será otra muy galardonada novelista: Ana María Matute, ganadora del premio Cervantes, que tuvo el honor de devolver el mundo del sueño y del cuento al mundo adulto. En ese mundo onírico nada más que honrosamente Isabel Allende, una de las autoras hispanoamericanas más vendidas y leídas. La lista puede ser y es, a pesar de las zancadillas históricas interminable. Disfrutemos de ellas sin otro afán que beber de la buena Literatura. Es el mejor homenaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.