El último amante de Lorca

Por Eneko el 15 enero 2018

A veces, quienes más escriben y hablan sobre el amor son quienes menos lo disfrutan. Quizá porque, al ser sus más firmes defensores, se les escapa de entre las manos la práctica de este esquivo arte, empeñados en su teoría irreal. Un buen ejemplo puede ser el incombustible Federico García Lorca. No temo pillarme los dedos si escribo que nunca fue afortunado en amores. Claro está que no era tarea fácil vivir el amor entre el mismo sexo en los albores del siglo XX. Ojalá un día lo sea.

El poeta es asesinado en agosto de 1936. Un año antes, un rabioso amor le había hecho empezar una serie de sonetos que serán posteriormente conocidos como Sonetos del amor oscuro. Quien late detrás de ese amor oscuro no es otro que Rafael Rodríguez Rapún. Fue su secretario personal en La Barraca y otro de los hombres que cayó rendido a los embrujos del granadino. Sin embargo, las dudas y la presión social impedían a Rafael entregarse libremente a Lorca, quien sufría su ausencia dolorosamente.

Lorca y Rafael Rodríguez Rapún
Lorca y Rafael Rodríguez Rapún

Esta terrible fiebre de amor provoca que un año antes de su muerte comience el poeta una serie de sonetos dolientes desde el hotel valenciano donde aguarda su llegada. Rafael no acude a la cita y Federico intenta atraparle poéticamente : ” Amor de mis entrañas, viva muerte/ en vano espero tu palabra escrita”. Es una historia de encuentros y desencuentros con un final tristísimo, marcado por la contienda.

El poeta será asesinado en agosto de 1936 en las proximidades de Víznar. Desolado por la pérdida, Rafael, alistado para defender la efímera República, caerá gravemente herido en las proximidades de Bárcena de Pie de Concha en Cantabria. Fallece exactamente un año después que su inmortal amante : el 18 de agosto de 1937, en el Hospital Militar de Santander, donde fue enterrado. Descansa oyendo el mar en el Cementerio de Ciriego.

Tras una exitosa gira con una obra teatral  que recrea este amor de manos de Alberto Conejero, La piedra oscura verá la luz próximamente en forma de película. Que nunca sea tarde para el amor.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.