Lo que mal empieza… Casi cinco años han pasado desde que Warner Bros. anunciase a Ben Affleck como su nuevo Batman. Era el verano del año 2013 y, pese a que el actor estaba de lo más entusiasmado, pronto iba a descubrir que los fans del Hombre Murciélago no son fáciles de conquistar. El listón que habían colocado las películas de Christopher Nolan era elevado, lo que se antojaba un problema para un actor al que tampoco se le había perdonado todavía la infamia de Daredevil.

Ben Affleck como Batman

Así, a los pocos minutos de que Ben Affleck se convirtiese en Batman, millones de fans ya estaban pidiendo la cabeza del actor. Lo que no podían imaginar es que, a las primeras de cambio, el bueno de Ben iba a demostrar que su elección no podría ser más adecuada. La irregular Batman v Superman nos presentaba a un Bruce Wayne magnífico. De hecho, casi se puede decir que Ben Affleck evitaba el desastre del proyecto. Tres cuartos de lo mismo ocurría con Liga de la Justicia. El público no podía hacer otra cosa más que aceptar que la elección de Affleck había sido la adecuada. Todo se tranquilizaba alrededor de la figura de un actor que, sin embargo, parece ser incapaz de vivir sin un poco de caos en el ambiente.

A lo largo del último año, la vida personal de Ben Affleck ha saltado por los aires. Separaciones, problemas con el alcohol, ingresos en centros desintoxicación… Mientras Warner confirmaba que sería el guionista, director y protagonista de The Batman, nuestro queridísimo Ben estaba liándola parda por doquier. Así, pocos meses después anunciaba oficialmente no encontrarse preparado para asumir el peso del proyecto, limitándose a interpretar a Bruce Wayne.

Jake Gyllenhaal

¿No os parece suficiente el culebrón? Pues ahora llega un episodio más. Salvo giro radical de los acontecimientos, Ben Affleck no interpretará al Hombre Murciélago en The Batman. El actor anunciaba hace meses que se lo estaba pensando, lo que ha terminado por agotar la paciencia del director Matt Reeves y de Warner. Así, mucho tendría que cambiar la cosa para que Jake Gyllenhaal no acabe convertido en el nuevo Batman. Eso sí, con Ben Affleck de por medio todo es posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here