Sin lugar a dudas, el 2017 nos ha dejado grandes perlas en el cine español. Y en el campo del terror, la gran protagonista ha sido Verónica. Una película que pone los pelos de punta y que juega contigo como le apetece, para dejarte un cuerpo terrible.

Veronica

Verónica es una de las ultimas adquisiciones que ya se puede disfrutar en la plataforma Netflix. La película corre a cargo del realizador Paco Plaza, todo un experto en materia del miedo y que tiene en su haber títulos como la trilogía [REC]. En esta ocasión, el director recrea de forma dramatizada el famoso caso de “la niña de Vallecas”. Todo esto le ha servido para ganarse 7 nominaciones a los premios Goya, entre la cuales están a Mejor Película y Mejor Director.

Para ello cuenta con la actuación de Sandra Escacena, que sin dudas es uno de los descubrimientos del año, y así lo demuestra su nominación al Goya como Mejor Actriz Revelación. Sin embargo, esta no es la única actuación reseñable con la que cuenta la cinta, sino que Bruna González, Claudia Placer y Iván Chavero, que interpretan a los hermanos de Verónica están más que sobresalientes en sus escenas y aportan una autenticidad palpable al film.

veronica y monja

Una de las claves de la película es el juego psicológico que va envolviendo al espectador desde casi el minuto cero. Es increíble ver como un caso tan conocido del misterio español, donde se sabe lo que va a pasar, se transforma en una película que te sorprende y asusta a partes iguales. Es verdad que la historia, al parecer, no solo se basa en “el caso de la niña de Vallecas” sino que es mezclada con otros dos. También hay que tener en cuanta que esta dramatizada a la hora de llevarla a la gran pantalla, pero su guión ha sabido jugar bien sus cartas.

Hay destacar en su montaje, momentos épicos donde dudas si lo que estas viendo es una película de terror o un videoclip de Héroes del Silencio, toda una genialidad. Por cierto, la música y en general toda la estética que nos adentra en los años 90’s de pleno, pero sin ninguna redundancia lo que nos enfrenta a una cotidianidad muy reconocible.

Hay que destacar que Verónica, aunque sea una película de terror, no es una película de sustos. Sin embargo no os confiéis, que alguno que otro hay. Pero su miedo radica mas en su poder psicológico, en especial, con su final. Te costara dormir en una temporada.

veronica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.