Buena se ha formado… En un nuevo episodio de la lista de abusos de Harvey Weinstein, la enorme Uma Thurman entraba en escena. La actriz se sinceraba en una entrevista para The New York Times y lanzaba durísimas palabras a varias figuras de la industria. De hecho, el reportaje se ha convertido en uno de los temas más comentados de los últimos días.

Robert Rodríguez, Quentin Tarantino, Uma Thurman y Harvey Weinstein

Efectivamente, Uma Thurman fue otra de las innumerables víctimas de Harvey Weinstein. Resulta triste decirlo, pero ya nada nos sorprende del que fuera uno de los productores más importantes de la industria durante muchas décadas. Sin embargo, lo que ha caído como un jarro de agua fría es el complicado episodio vivido con Quentin Tarantino durante el rodaje de Kill Bill 2, donde la actriz sufrió un duro accidente.

Uma Thurman Kill Bill 2

Según relataba la propia Uma Thurman, se trataba de la escena en la que se iba conduciendo después de acabar con Bill. Ella se negaba a conducir el coche por un camino a través de la selva, como requería la secuencia. Exigía que se encargase un especialista. sin embargo, un furioso Quentin Tarantino la convenció de lo contrario.

“Quentin se plantó en mi camerino y no aceptaba un no por respuesta. Estaba furioso porque decía que estaba costándole mucho tiempo, pero yo estaba muy asustada. Me prometió que el coche estaba bien. Que era una carretera recta y que tenía que alcanzar los 65 kilómetros por hora para que mi pelo ondease bien. De no hacerlo, dijo que me haría repetirlo. Sin embargo, aquello era una trampa mortal. El asiento del coche no estaba sujeto, no era una carretera recta y estaba llena de arena”.

Como no podía ser de otra forma, la actriz terminaba estrellándose contra un árbol. “El volante estaba presionándome la barriga y mis piernas estaban atrapadas. Sentí un dolor abrasador y creí que no iba a volver a andar. Al salir del coche, con un collarín y llena de contusiones, tuve una enorme pelea con Quentin y le acusé de haber intentado matarme”, relataba una Uma Thurman que todavía recuerda abrumada el incidente.

i post this clip to memorialize it’s full exposure in the nyt by Maureen Dowd. the circumstances of this event were negligent to the point of criminality. i do not believe though with malicious intent. Quentin Tarantino, was deeply regretful and remains remorseful about this sorry event, and gave me the footage years later so i could expose it and let it see the light of day, regardless of it most likely being an event for which justice will never be possible. he also did so with full knowledge it could cause him personal harm, and i am proud of him for doing the right thing and for his courage. THE COVER UP after the fact is UNFORGIVABLE. for this i hold Lawrence Bender, E. Bennett Walsh, and the notorious Harvey Weinstein solely responsible. they lied, destroyed evidence, and continue to lie about the permanent harm they caused and then chose to suppress. the cover up did have malicious intent, and shame on these three for all eternity. CAA never sent anyone to Mexico. i hope they look after other clients more respectfully if they in fact want to do the job for which they take money with any decency.

A post shared by Uma Thurman (@ithurman) on

Poco después de que se produjese la polémica, el propio Quentin Tarantino se disculpaba por lo que calificaba como “el mayor error de mi carrera”. Thurman aceptaba las disculpas y aplaudía el gesto del director al mismo tiempo que arremetía contra todos los responsables de ocultar el vídeo de un accidente que hoy, quince años después de aquel rodaje, ha visto la luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.