“Star Wars: Los Últimos Jedi” es lo que necesitábamos, no lo que nos merecemos

Por Álvaro Fuel el 15 diciembre 2017

No es perfecta, tiene algunos errores y momentos extraños, los personajes que conocíamos son diferentes, no todas las partes funcionan igual… y aún así “Star Wars: Los Últimos Jedi” es la mejor película de la saga desde El Imperio Contraataca (Irvin Kershner, 1980).

He sido un gran fan de la trilogía original de Star Wars. Las precuelas, si bien las he visto ya bastantes veces, nunca me han apasionado demasiado, y El Despertar de la Fuerza aún me deja extrañado: me gusta, me gustan los personajes, pero hay demasiada nostalgia para mi gusto. Sabía lo que podía encontrarme con JJ Abrams, y lo dio. Ahora le tocaba el turno a Rian Johnson, un director al que admiro bastante, y había muchas expectativas colmadas en él. ¿Es Star Wars: Los Últimos Jedi la película que necesitábamos? Rotundamente sí.

Luke Skywalker (Mark Hamill) en Star Wars: Los Últimos Jedi | Disney

Si hay algo que domina la narración de Star Wars: Los Últimos Jedi es la voluntad de ser rupturista respecto al pasado. Vale, tampoco puede hacerlo de forma radical, pero hay una clara intención de mover a los nuevos personajes y cerrar el ciclo que se abrió en 1977. Hay errores y decisiones cuestionables, pero también muy buenos aciertos. De hecho, cuando la película funciona, se pone a la altura de la trilogía original y la supera en algún momento. La pena es que otra palabra que define bien al film es irregular.

La dirección de Rian Johnson es clave para que la película rebose alma. Es conocedor de la saga y sabe que hay cosas a las que tiene que atenerse, pero eso no impide impregnarlo todo de su mirada y de su arte. Ya vale de querer imitar a otros: si hay un director para cada nueva película, lo suyo es que haya también diferentes estilos. Y su visión no se queda sólo en lo estético, sino en la expansión de un universo que necesitaba nuevos lugares y crecer en más direcciones.

Finn (John Boyega) luchando contra Captain Phasma (Gwendoline Christie) | Disney

El apartado técnico es impecable, pero claro, faltaría más que no lo fuese. No me voy a recrear en el tema de los efectos porque son impecables en su totalidad, pero en algunos momentos son verdaderamente maravillosos. Quizás la banda sonora sea el apartado más “pobre” en ese sentido. Y entrecomillo porque estamos hablando de Williams y no ha hecho un mal trabajo, pero tampoco nada memorable que vaya a ser recordado como en las otras trilogías. Hay oficio y hubo genio, así que todo funciona sin grandes alardes.

Pero vamos a lo importante: su guión. Vuelve a tocar los temas abiertos en la anterior película, cierra algunos y abre otros, y explorar la oscuridad que ha estado latente en toda la saga -teniendo en cuenta de las películas de las que estamos hablando-. Quizás uno de sus mayores problemas es la cantidad de frentes abiertos y los distintos caminos que toman cada uno de los personajes, impidiendo que se relacionen entre ellos hasta bien avanzada la película. Algunas historias funcionan mejor que otras, pero en todas hay entretenimiento puro de primera categoría.

El Líder Supremo Snoke (Andy Serkins) | Disney

Y por último, Star Wars es puramente emocional, en eso estaremos de acuerdo. Para mi, en cualquier película prima su capacidad de emocionarme frente a cualquier otro aspecto, y en ese aspecto, Star Wars: Los Últimos Jedi me ha ganado por completo. La siento como una película diferente a lo que todos esperábamos, cosa que a muchos horrorizará, pero para mi es toda una bocanada de aire fresco. Tiene un alma nueva, diferente a lo anterior, pero excitante totalmente. Algunos lloraréis por lo que han hecho con vuestros personajes favoritos; yo me maravillo por ser capaces de crear nuevos caminos y que sigan siendo tan hermosos.

Estoy seguro de que Star Wars: Los Últimos Jedi no gustará… ahora. No es la película que nos merecemos, ya que queréis caminos comunes por vena, pero es la que necesitamos para seguir disfrutando de Star Wars. El tiempo me dará la razón, ya lo veréis.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.