MUERTE a la nostalgia

Por Álvaro Fuel el 23 diciembre 2017

Vivir en el pasado nos hace olvidar que tenemos todo el futuro ante nosotros, y que es nuestro. La nostalgia es un incordio para la evolución cultural que debe ser erradicado.

Empiezo fuerte: la nostalgia es un virus. Un cáncer. Es terrible. La nostalgia ensalza el pasado y habita en él sin importarle el futuro. Es más, lo odia. La nostalgia nos encierra en algo que ya pasó y nos inunda de tristeza aunque creamos que conlleva cierta felicidad. Es comodidad frente al cambio. Me parece uno de los peores males psicológicos del hombre, y vivimos en la época más sumergida en ella.

En el terreno cultural hay una marea de personas queriendo volver a su infancia a través de la resurrección de productos de entretenimiento de la época. No soy totalmente contrario a ello si conlleva una evolución y adaptación a los tiempos, pero ésto no ocurre en la mayoría de las veces. Con la nueva película de Star Wars sí ha ocurrido. Se ha mirado al pasado para, por fin, dar un paso al frente. ¿Y cuál ha sido la reacción? De total rechazo. La gente no quiere cambios, o al menos no sustanciales. Quieren que les lleven en volandas a ese sitio cómodo que ya conocen en vez de buscar cosas nuevas que les desafíen.

“Old True Fan” de Star Wars viendo Los Últimos Jedi | Fox/Disney

Pero la cosa no se queda ahí. Otro ejemplo: Stranger Things. Me gusta, es una serie entretenida, pero parece que es la venida del mesías sólo porque ataca de lleno a los recuerdos, a la nostalgia. Nos vienen a la cabeza Los Goonies, Cazafantasmas, Juegos de Guerra, etc… Y eso que esta serie consigue hacer las cosas relativamente bien, pero de nuevo sigue alimentándose del pasado, sin querer mirar demasiado hacia el futuro no vaya a ser que la gente se espante. Vivimos refugiados en nuestra cabaña. Quizás no sea la más cómoda, pero es nuestra, y a saber lo que hay por ahí fuera.

La vida no retrocede. Nunca pasará. El pasado, pasado está. Todos tenemos buenos y malos recuerdos, pero son eso, nada más. Hay que mirar el presente en vistas al futuro, porque es lo que tenemos. Debemos evolucionar, no quedarnos anclados en lo que fue o pudo ser. No sirve de nada, es dañino y contraproducente. Se camina hacia adelante, no hacia atrás. ¿Por qué mirar por el retrovisor cuando nos queda todo un horizonte por descubrir?

La nostalgia APESTA | Imagen de EryckWebbGraphics con modificación propia
La nostalgia APESTA | Imagen de EryckWebbGraphics con modificación propia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.