Es una leyenda viva del séptimo arte. A cualquier cinéfilo que se precie, el nombre de Sean Connery le sabe a hierba. Durante casi cinco décadas, el enorme actor escocés se paseó por el mundo del cine derrochando talento y carisma por doquier. Nunca fue un tipo de mucho aspaviento el viejo Sean. Hacía películas sin más pretensiones que disfrutar.

Para el que no se haya dado cuenta, llevamos 15 años sin ver una nueva película de Sean Connery. Parece una barbaridad, pero así es. El actor decidía anunciar su retirada en el año 2003. Tenía solo 73 años y, a juicio de cualquiera, muchos años de buen cine por delante. Desgraciadamente, el que fuera el más ilustre James Bond del cine sorprendía a todos confirmando que no volvería a ponerse delante de las cámaras. Aquello sonaba a rabieta, pero el tiempo vino a demostrar que Connery no es de faroles.

La Liga de los Hombres Extraordinarios

¿Qué ocurrió para un grande de la interpretación de semejante calibre decidiese que era el momento de poner punto y final? Pues los proyectos que llegaban a su escritorio. Los vengadores, Jugando con el corazón, La trampa, Descubriendo a Forrester… Era casi una década enlazando un proyecto fallido tras otro. Sin embargo, la puntilla llegaría con La liga de los hombres extraordinarios. El filme se presentaba como una oportunidad única de arrasar taquillas. La adaptación del famoso cómic y el papel de Alla Quatermain se unían a un presupuesto descomunal. Era imposible que aquello fallase. Al menos eso parecía.

La liga de los hombres extraordinarios resultó un desastre de crítica y público. Entonces, Sean Connery decidía que ya era suficiente. Había perdido la capacidad de elegir. No consideró que los papeles de Hannibal Lecter o Gandalf fuesen atractivos, rechazando protagonizar descomunales éxitos como El Silencio de los Corderos o El Señor de los Anillos. Mal ojo.

Sean Connery
Sean Connery en la actualidad

A día de hoy, Sean Connery vive una plácida existencia alejado de los focos. El actor disfruta de su retiro y sigue manteniendo una imponente planta a sus casi 88 años. Por nuestra parte, seguimos esperando que el ganador del Oscar por Los Intocables de Eliot Ness tenga a bien regalarnos una última interpretación. De ilusiones también se vive.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.