Pese a su fama de tipo duro y actor mediocre, más vale que diga nada nada malo de Arnie. Puede que el “Gobernator” no sea Lawrence Olivier o Marlon Brando, pero muy pocos intérpretes pueden presumir de una filmografía semejante a la suya. Y es que la aportación de Arnold Schwarzenegger al séptimo arte no es ninguna tontería.

Cuando has sido el protagonista de Terminator, Depredador o Conan, puedes ir por la vida con la cabeza bien alta. En eso de molar, Arnold Schwarzenegger es un auténtico maestro. No solo cuenta en su carrera con papeles y películas inolvidables, sino que su capacidad para ofrecernos entretenimiento del bueno esta por encima de toda duda. De hecho, estaría bien que este enorme austriaco se pasase por los grandes estudios de Hollywood para recordarles a sus responsables que se puede aspirar a hacer buen cine y a divertir al público. Lo de las superproducciones de nivel no es una leyenda…

Arnold Schwarzenegger

Sin embargo, hasta al mejor escribano se le escapa un borrón. Si no, que le pregunte a un Arnold Schwarzenegger que, a bien seguro, pagaría una fortuna por volver a 1985 y no protagonizar El guerrero rojo (Red Sonja).

“Es, sin lugar a dudas, la peor película que he hecho en mi vida. Cuando mis hijos se portan mal les amenazo con ponerles a ver Red Sonja diez veces seguidas. Ahora ya no se atreven nunca a portarse mal”.

Red Sonja

Efectivamente, Arnold Schwarzenegger se lo toma con humor, pero lo cierto es que nunca ha ocultado que El guerrero rojo (Red Sonja) es la cinta que más detesta de toda su carrera. Lo cierto es que no nos extraña, ya que esta infame producción de Richard Fleischer es para olvidar. El director de Conan, el destructor convenció a Arnie para que se convirtiese en el guerrero acompañante de la mujer Red Sonja en su lucha contra la perversa princesa Gerden y los poderes del talismán maléfico. ¿Lo mejor del argumento? Que la mocita debía conservar su virginidad para poder vencer. Un poema, vamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here