Antes de que lo preguntéis, aclaramos que este artículo no se ha elaborado bajo los efectos del alcohol ni de ninguna clase de estupefaciente. Cierto es que este detalle puede aumentar la gravedad del titular, pero el bueno de Jean-Claude Van Damme se ha ganado que nos partamos la cara por él. No en vano, lleva haciéndolo por nosotros más de 30 años.

Jean-Claude no es un actor de método. De hecho, durante la mayor parte de su carrera hemos dudado de que fuese siquiera un actor. Colleja por aquí, patada por allá… ¡Y spagat al canto! Esa fue su fórmula durante un puñado de años. Desgraciadamente, la edad empezó a jugar en su contra, condenando al ostracismo al que fuera gran estrella del cine de acción en los años 90. Otro icono olvidado.

Jean-Claude Van Damme

En el año 2008, todos nos comíamos un “zasca” monumental con J.C.V.D., un relato de semificción en la que el actor se interpreta a sí mismo, gestionando el final de sus días de héroe cinematográfico. Ironía y mala baba se juntaban en el filme de Mabrouk El Mechri, dejándonos una versión de Jean-Claude Van Damme de lo más sorprendente, ya que interpretaba por vez primera en su carrera y encima lo hacía bien.

Ahora, Jean-Claude Van Johnson ha terminado por convencernos. No hemos equivocado el nombre, ya que hablamos del título de la nueva comedia de Amazon Studios. En la misma, Van Damme nos ofrece una versión ficticia de sí mismo, presentándose como una estrella del cine de acción cuyo alter ego es un investigador privado llamado Jean-Claude Van Johnson. El hombre se ve obligado a abandonar su retiro en pro de una importante misión, pero sus habilidades están un poquito mermadas. Y en ese descacharrante caldo de cultivo, es donde el bueno de Jean-Claude se sale. El talento para la comedia del actor resulta innegable, al igual que el hecho de que ha sabido reinventarse de forma realmente inteligente. Si alguien tiene algo que objetar, que se ponga Jean-Claude Van Johnson.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here