No requiere presentación. Las últimas cinco décadas de la literatura y el cine son imposibles de entender sin la figura de Stephen King. El novelista es uno de los tipos más prolíficos con la pluma, ya que raro es el año que no nos deleita con una nueva obra. Del mismo modo, el cine y la televisión han acudido de forma recurrente a esa mina de oro que es la mente de King. Ya sea en forma de novelas adaptadas, como de guiones originales, muchos son los trabajos en los que distinguimos la mano de Stephen King.

El Resplandor, Misery, It, Carrie, Los chicos del maíz, La niebla, La zona muerta, Christine, Cujo… así podríamos pasarnos todo el día. El suspense y el terror parecen ser las señas de identidad de Stephen King, pero hay obras maestras de la historia del cine que cuentan con el sello del novelista, a pesar de no concordar con el perfil que tenemos de él. Si no, atentos a estas cuatro maravillas.

1. Cuenta conmigo: En un pequeño pueblo de Oregón, cuatro adolescentes se lanzan a la aventura de buscar a un muchacho desaparecido. Jugando a ser héroes, el inteligente Cornie, el rudo y sentimental Chris, el extravagante Teddy y el miedoso Vern se adentran en un ambiente hostil en el que deberán valerse por sí mismos.

2. El Fugitivo: La vida del doctor Richard Kimble, un reputado cirujano con una bella esposa y una lujosa casa en un elegante barrio de Chicago, se desmorona el día en que su mujer es brutalmente asesinada por un misterioso manco. Kimble es acusado del crimen y condenado a muerte. Mientras lo trasladan a la cárcel, el autobús donde viaja sufre un accidente que facilita la fuga de varios presos, entre ellos el propio Kimble. El detective Samuel Gerard consigue atrapar a todos los prófugos excepto al escurridizo Kimble. Una vez en libertad, Kimble sabe muy bien que si quiere probar su inocencia, tendrá que encontrar al misterioso manco, pero, al mismo tiempo, tendrá que eludir la implacable persecución del detective Gerard. 

3. Cadena Perpetua: Acusado del asesinato de su mujer, Andrew Dufresne (Tim Robbins), tras ser condenado a cadena perpetua, es enviado a la cárcel de Shawshank. Con el paso de los años conseguirá ganarse la confianza del director del centro y el respeto de sus compañeros de prisión, especialmente de Red (Morgan Freeman), el jefe de la mafia de los sobornos.

4. La milla verde: Paul Edgecomb es un funcionario de prisiones encargado de vigilar la Milla Verde, un pasillo que separa las celdas de los reclusos condenados a la silla eléctrica. John Coffey, un gigantesco negro acusado de asesinar brutalmente a dos hermanas de nueve años está esperando su inminente ejecución. Tras una personalidad ingenua e infantil, Coffey esconde un prodigioso don sobrenatural. Cuando se presenta la ocasión de ponerlo en práctica, Edgecomb aprenderá que los milagros existen, incluso en los lugares más insospechados.

La milla verde

1 Comentario

  1. El fugitivo no es una historia de Stephen King. La adaptación (muy libre) de esa novela es Perseguido (The running man). La película de Ford es un remake de la serie The Fugitive del año 1963, King tenía apenas 16 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here