¿Quién ve cortometrajes? Puede que los estudiantes de cine por mera obligación, o gente que visite los festivales dispuestos a experimentar con todo. Pocos más. El corto está terriblemente infravalorado, y parece que sólo sirve como carta de presentación para futuros directores de largometrajes. Me parece terrible.

Reconozco que me encuentro entre los dos grupos mencionados arriba. Me cuesta mucho ponerme a ver cortometrajes, ya que no han sido pocas las veces que me he encontrado con productos mediocres. Parece que no hay interés en desarrollar buenas historias cortas, que no tienen recorrido más allá de los citados festivales. ¿A qué se debe? ¿Al poco tiempo para involucrarse en la historia? ¿A unos personajes sin tiempo para ser debidamente presentados? ¿Al escaso impacto en la industria que tienen?

Tenemos que hacer un esfuerzo. Estamos en la época de Youtube, de los vídeos cortos, del impacto a los pocos segundos. Las historias cortas deberían tener más presencia. Deberíamos considerarlas películas. De menor duración, pero películas de verdad. Ahora es su momento, tenemos que comenzar a apreciarlas, difundirlas y darles su valor real.

No es fácil condensar buenas historias en tan poco tiempo, pero es posible. Como ejemplo, os traigo unos cuantos cortos que considero auténticas obras de arte. Disfrutadlos y difundirlos, porque así es cómo daremos visibilidad a este cine, tan auténtico como los largos.

15 Días (Rodrigo Cortés, 2000) – 30′

Cortometraje de presentación del director Rodrigo Cortés (Buried, Luces Rojas) que arrasó en festivales. Realización sencilla, muy poco presupuesto (diría que prácticamente nulo) pero un buen saber hacer y una idea muy original.

Rubber Johnny (Chris Cunningham, 2005) – 6′

Aclamado director de videoclips (el genial Come to Daddy de Aphex Twin, por ejemplo), Cunningham nos alucinó con su experimental cortometraje con un personaje muy peculiar. Extremo e hipnotizante.

El Ataque de los Robots de Nebulosa-5 (Chema Garcia Ibarra, 2008) – 7′

Presupuesto ínfimo para una historia con una humanidad tremenda. Chema llamó la atención de todo el mundo con este cortometraje, posicionándolo como una de las jóvenes promesas del cine español. Una auténtica maravilla.

La Ruta Natural (Álex Pastor, 2004) – 11′

Considerado como uno de los mejores cortometrajes realizados en nuestro país. Sutil, brillante, original, fantásticamente realizado. Un ejemplo de lo que un cortometraje es capaz de dar de si mismo. Una lástima que los hermanos Pastor (Infectados, Los Últimos Días) no hayan vuelto a alcanzar este nivel.

World of Glory (Roy Andensson, 1991) – 15′

La joya de la corona. Mi cortometraje favorito. Una bofetada en la cara. No necesito una película de ésto: de hecho, quizás estropeara el mensaje. No tengo palabras para describirlo. CINE en estado puro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.