El cine lleva décadas siendo asesinado. Ahora los dedos apuntan al VOD y a Netflix -entre otros-, cuando lo que de verdad está ocurriendo es que estamos ante la mayor revolución cultural desde internet.

Se ha diagnosticado la muerte próxima del cine desde casi sus inicios. A cada nuevo avance, alguien sentenció al séptimo arte: el cine sonoro, la televisión, los sistemas de reproducción doméstico… Ahora le toca el turno al Video On Demand o VOD, es decir, a los servicios como Netflix, Filmin, Amazon Prime Video o HBO España. Y vuelta a comenzar.

El cine nunca morirá, porque el cine no es sólo un formato de visionado, una sala oscura con una pantalla grande. El cine es la creación de historias con un lenguaje audiovisual, es todo aquello que te hace sentir de una forma especial por el devenir de unos personajes a los que acabas de conocer y de los que te has enamorado. Hay películas que no son cine aunque se proyecten en salas, y hay mucho cine en pequeños vídeos publicados en Youtube o redes sociales. 

Video on Demand | Deadline.com
Video on Demand | Deadline.com

Gracias a estos servicios, no sólo no desaparecerá el cine, sino que mucha más gente accederá a películas que antes no habría visto por diversas razones. La comodidad y facilidad de acceder a más cultura no sólo no la deprecia, sino que forma a los espectadores y les hace exigir cada vez más y mejor. Esto hará que incluso más gente, gracias a poder haber disfrutado el cine en su casa sin grandes costes, acuda a las salas en busca de nuevas experiencias.

Y ya no hablemos de lo que supone para los creadores tener otra vía de trabajo que necesita tal volumen de productos audiovisuales de forma continua. ¿Os imagináis, cuando el VOD esté aún más expandido, las posibilidades del formato para todos los mindundis como nosotros? La democratización de la técnica audiovisual no sirve de mucho sin la democratización de la distribución y la exhibición. Todos podremos hacer llegar nuestros productos a todo el mundo.

Oponerse a lo nuevo es una reacción habitual en el ser humano. Nos oponemos a todo lo que suponga cambio o renovación. Creemos que las cosas ya están bien como están, y que por lo tanto no necesitamos mejorarlas. Menos mal que los visionarios no nos hacen caso y ven otro mundo diferente. Qué sería de nosotros entonces sin el sonoro, el color, los VHS…

Ejemplo de plataforma VOD | Movistar
Ejemplo de plataforma VOD | Movistar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here