Se nos está yendo de las manos esto de las minicasas. A lo largo de los últimos tiempos, la fiebre por la máxima optimización del espacio se ha convertido en tendencia. De hecho, incluso nos hemos encontrado con programas de televisión centradas en enseñarnos a vivir en espacios de lo más reducidos. Hasta este punto, las minicasas molan. El problema aparece cuando se convierten en una necesidad.

Como no podía ser de otra forma, China se ha convertido en el lugar elegido para la puesta de largo de las OPod. Ante la falta de espacio en ciudades como Hong Kong, el arquitecto James Law se ha sacado de la manga una nueva y sorprendente evolución de las minicasas. Junto a su equipo de Cyberture, Law presentaba un proyecto de lo más sorprendente. Y es que, aprovechando tubos de hormigón de 2,5 metros de ancho y apilando unas encima de otras, lo que nos hemos encontrado es una suerte de bloques de apartamentos más que llamativos.

Microsasas OPod

Visto lo visto, la cosa podría sonar regularcilla. Si además añadimos que el tamaño total de la vivienda no va más allá de los 10 metros cuadrados, el drama aumenta. Sin embargo, no se puede negar que el resultado final es bastante cuqui. Hay horno, nevera, baño, un sofá cama y varias estanterías. Además, luz es lo que sobra.

Si estás pensando en mudarte a Hong Kong y alquilarte una microcasa OPod, la verdad es que el precio es bastante asequible. 350 € se antoja una ganga a la vista de los precios de la ciudad. Si por el contrario decides comprarte una OPod, por menos de 13.000 € es tuya. La verdad es que no tienen desperdicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.